Sobre Nosotros

Nuestra HistoriaMinisteriosLiderato

Nuestra Historia

“Por Jehová son ordenados los pasos del hombre, y él aprueba su camino.” Salmo 37:23 Por voluntad del Omnipotente y por el redargüir de la palabra en el corazón de un grupo de fieles y verdaderos adoradores surge en la ciudad de Orlando, Florida una Iglesia con temor y obediencia a Dios.

Fue un viernes 19 de mayo del 2006 que el Pastor Samuel Torres recibiera una invitación para compartir en koinonia en el hogar de la familia Juan & Maria Rivera. Para sorpresa del pastor la familia Rivera no estaba sola sino que otros 37 hermanos le acompañaban. Se cantó y oramos por la dirección del Espíritu Santo en nuestras vidas. Luego nos hicimos tres preguntas: (1) ¿por qué estamos aquí? (2) ¿qué deseamos alcanzar? y (3) ¿cuál es el plan a seguir?…en general hablamos de propósitos, proyecciones y metas. El hno. Juan Rivera pide la palabra y dice: “¡Queremos seguir adelante con nuestros Pastores Samuel & Amarilis Torres!”; todos a unísono comenzaron aplaudir y glorificar a Dios. La casa comenzó a llenarse de la presencia de Dios. De repente el Pastor dice: “Entonces… ¡hoy, en esta casa nace una Iglesia!” La alegría y el gozo se dejo sentir de forma especial en el rostro de cada hermano presente. Esa misma noche llevamos a cabo elecciones por unanimidad de nuestros primeros oficiales de la Junta Administrativa: Pastores Samuel & Amarilis Torres, Pastor Antonio Orengo, Pastor Asistente; Héctor Torres, Secretario; Ivette Rosa, Tesorera y Ramonita Burgos, Vocal. Acto seguido, sugirieron nombres para la congregación. Acordamos para ese primer domingo, llevar tres nombres a la congregación y emitir el voto por uno de ellos; Resultando finalmente en: ¡Iglesia Pentecostal Nueva Vida!

Antes de concluir con la reunión/servicio dimos y damos gracias por su abundante bendición.

“No pretendemos haber ya alcanzado todas nuestras metas; pero una cosa ha hecho la Iglesia de Cristo Misionera Nueva Vida; olvidar ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndonos a lo que está por delante, proseguimos a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.” Filipenses 3:13-14 Dios ha sido bueno y lo que nos resta decir es ¡EBENE-ZER!… ¡Hasta aquí nos ha ayudado Jehová!

Copyright © 2009. Iglesia de Cristo Misionera Nueva Vida | Todos los derechos reservados.